Cómo encontré un trabajo que te cagas después de fallar emprendiendo

//Este post es la séptima parte de la serie Vivir de Internet (1), Viajar y Ganar Dinero (2) Tengo una idea de negocio (3) Micronichos (4)  Tienda online, Afiliados, Adsense (5) y Mis esquemas mentales rotos (6) //

Buscar trabajo.

Me costó aceptar que tenía que buscar trabajo.

Para mí era un signo evidente de mi fracaso como emprendedor y, como había asociado el ser emprendedor a mi personalidad de forma tan exagerada (¡incluso mi anterior blog se llamaba todosemprendemos.com!) esto significaba inconscientemente para mi -y de forma equivocada, claro está- un fracaso como persona.

Sabía perfectamente que tenía las capacidades y el potencial suficientes para hacer dinero por mi cuenta, sin necesitar de trabajar para una empresa, pero sin embargo no había conseguido alcanzarlas a tiempo.

proyectos emprendidos

Algunos de los proyectos emprendidos o en los que colaboré

Mi entorno y mi cuerpo habían dicho basta.

Así que ahora me tocaba reconocer ante todos (sobretodo ante mí mismo, pues a los demás poco les importaba, cada uno con su rollo) que necesitaba ayuda y que no podía hacer las cosas solo, que mi vida no era la película de “La red social” ni la biografía de Steve Jobs, sino que era mi propia vida, la de Pablo Olóndriz y que tenía un camino por delante que no estaba para nada definido y con el cual tenía que ser flexible.

También entraron en juego muchos otros factores que poco tenían que ver con el aspecto profesional y mucho con el personal, de los cuales me di cuenta que tenía que cambiar o aceptar. Es decir, mi personalidad evolucionaba cual Pokémon, rompiendo los esquemas mentales y creencias anteriores para dar paso a unas nuevas, más flexibles, mediante las cuales poder aceptar que no todo era blanco o negro, sino que existía una escala de grises.

Esta aceptación de la realidad no es algo que ocurra de un día para otro, sino que fue un proceso gradual en el cual entró en juego mi reflexión, la escritura de lo que se me pasaba por la cabeza y la ayuda inestimable de muchas personas: familia, amigos y novia.

Buscar trabajo sí, pero mediante una estrategia

Total que puestos a, entre otras cosas, buscar trabajo, había que buscar trabajo bien. Cuanto menos durara esta búsqueda mejor, ya que a nadie le gusta perder el tiempo.

No podía simplemente entrar en Infojobs y dejar unos cuantos currículums de forma virtual. Si quería tener éxito rápido en esta nueva tarea tenía que diseñar una estrategia completa para ello y llevarla a la práctica.

Lo primero y más sencillo fue actualizar mi perfil en LinkedIn -foto, experiencia, publicaciones…- fijándome bien en buenos perfiles de otros profesionales exitosos, activando la visibilidad pública del mismo para que cualquiera pudiera verlo y añadir más contactos (conocidos o no, daba igual) para que mi perfil pareciese a ojos externos el de una persona espabilada y bien conectada.

Las apariencias cuentan más de lo que parece y más de lo que muchos empleadores admitirían a la hora de fichar a alguien en una empresa.

El segundo paso fue actualizar también mi Currículum Vitae, consiguiendo darle un formato de una sola página en el que se pudieran visualizar todos los datos de forma muy clara, de forma que de un solo vistazo se supiera quién soy y a qué me dedico y siempre de manera formal, sin florituras en su diseño. Guardándolo en PDF y, por supuesto, con un link hacia mi perfil en Linkedin para poder ver más información.

Más tarde he confirmado mis sospechas, ya que ahora en mi actual trabajo me llegan decenas de currículums cada semana: o vas al grano, o la persona que tiene que contratarte se asusta al ver la longitud de tu Currículum y probablemente lo acabe eliminando sin leerlo.

Como tercer paso, hice una lista en una hoja de Excel de todos los portales de búsqueda de empleo existentes en España actualmente, tanto los generalistas como los específicos, dedicados únicamente a empleos en el sector del marketing online y las nuevas tecnologías: Domestika, Bebee, Infoempleo, Tecnoempleo, Loquo, Indeed, Kit Empleo, Monster, Trovit, PagePersonnel… como ves, hay para no acabar. Y tenía que mirarme todas ellas al menos una vez cada dos o tres días para no perder ninguna oportunidad.

Como dicen, buscar trabajo era un trabajo en sí mismo. Y a jornada completa.

Finalmente, me trasladaba presencialmente con la moto y CV en mano a todas aquellas oficinas de las ofertas de trabajo que me interesaban de verdad y que estuvieran en Barcelona, para que me hicieran caso y me pusieran cara. Es un paso esencial, ya que haciendo esto te pones por delante de todas aquellas personas que simplemente envían su carta de motivación vía Internet.

Se tienen que quedar con tu cara como sea. Lástima que pocos desempleados lo lleven a la práctica.

Entrevistas en startups y empresas de SEO

De ésta manera conseguí varias entrevistas en poco tiempo, una de ellas en una agencia de SEO que me interesaba muchísimo, llamada Elabs Consulting.

La razón de mi interés era que allí podría aprender todo lo que hasta ahora había estado haciendo por mi cuenta, posicionar webs en Google y atraer tráfico, pero de la mano de dos profesionales que llevaban ya muchos años metidos en la industria y que tenían como clientes a grandes empresas.

El trabajo que ofrecían, sin embargo, me quedaba un poco grande por aquel entonces y, tras dos entrevistas presenciales y una prueba con el ordenador, para mi gran decepción no pasé a formar parte del equipo.

Una cosa que no les gustó al analizar mi carrera profesional es que hubiera pasado de un trabajo a otro tan rápidamente, que siendo tan joven hubiera probado mil cosas pero no hubiera profundizado en ninguna.

Pero, si algo me ha mostrado la vida una vez tras otra, es que todo pasa por una razón, aunque en el momento parezca oculta.  

La razón entonces se llamaba Bigseo.

Por supuesto, también llevé a cabo entrevistas realmente graciosas en alguna que otra startup, de éstas en las que te explican cómo empezando de becario a jornada completa y cobrando 400€ mensuales podría acabar siendo jefe de yoquesecual sección.

Claro que sí chavales, mañana vengo y firmamos el contrato. Esperadme aquí en la puerta sentados.

Por suerte Marcos, un gran amigo mío y también emprendedor online, me dio el aviso al día siguiente del no en Elabs: había otra agencia de SEO buscando trabajadores. Lo había descubierto leyendo el ahora famoso post del pollo al horno del blog Vivir de la Red.

Me puse a leer el post en seguida y se me cayeron los huevos al suelo: era una auténtica pasada a nivel de posicionamiento web. Y no soy el único que lo piensa.

comentario en post de seo

El artista invitado que lo había escrito se llamaba Romuald Fons, tenía una agencia que se llamaba Bigseo y en su web decían que buscaban a dos “ayudantes de SEO” para ampliar la plantilla, que hasta entonces era de 5 personas.

Una empresa pequeña, como me gustaban a mi, desenfadada y que se dedicaba a posicionar cosas en Google.

Eso me atraía. Y mucho.

¡Quiero trabajar aquí como sea!

Llamé en seguida al teléfono y me dijeron que las plazas ya habían sido cubiertas. -¡Mierda! Pensé. Hubiera dado lo que fuese para trabajar allí y aprender de este tipo.

No me di por vencido.

Aprovechando mi conocimiento en Facebook Ads y un truquillo que leí en uno de los dos únicos blogs que sigo, Viperchill, traté de targetear únicamente a Romuald para que le saliera todo el rato un anuncio en su página de Facebook en el que me mostrara a mí mismo como futuro trabajador de su empresa. De esta manera no podría obviarme. Era algo complicado, ya que era una especie de fallo dentro de una nueva funcionalidad de la red social y había que seguir una infinidad de pasos para conseguirlo.

En eso estaba un domingo, peleándome con Power Editor, el administrador de anuncios, cuando el mismo Romuald para mi sorpresa me llamó al móvil:

-Oye Pablo, te ofrezco un trabajo a media jornada. ¿podrías venir esta semana y nos vemos?

-Emmm, si claro, por supuesto.

-¿Mañana a las 11h en nuestra oficina?

-Ahí estaré.

Nunca le expliqué esta frikada de los Facebook Ads.

primera oficina de bigseo

En nuestra primera oficina…

Me presenté al día siguiente y, como la oficina era tan pequeña que no había sala de reuniones, fuimos al bar de al lado a hacer la entrevista, que consistió en charlar un rato tal y como expliqué en un post llamado “Lo que se aprende currando en Bigseo“.

A Romuald no le importaba una mierda que yo hubiera pasado por multitud de proyectos porque él mismo era así: había estudiado arquitectura sin acabar la carrera, fue cantante en un grupo de rock dando giras por España, puso en venta el videojuego más caro de la historia y se gastó todos sus ahorros en montar una startup llamada Lovende que acabó dejándole en la ruina, para luego empezar Bigseo.

Vi que sabía lo que tenía ahora entre manos y que estaba construyendo algo grande e interesante.

Era de los míos.

Acordamos las condiciones, nos dimos la mano y así empezó mi nueva etapa.

Sentía felicidad y agradecimiento por una parte y curiosidad por otra, ya que llevaba casi 3 años sin trabajar para nadie ni ir a una oficina y no sabía qué tal se me daría volver a ese tipo de rutina.

No tuve tiempo de darle más vueltas, ya que el primer día Romuald me pasó a todos los clientes que tenía por entonces la empresa para que yo fuera la vía de comunicación con ellos. Me vi completamente perdido y desbordado de trabajo y eso fue lo que me hizo aprender a marchas forzadas.

Y precisamente eso era lo que yo buscaba, aparte de una relativa estabilidad económica que no había tenido hasta entonces montando negocios por mi cuenta: el seguir aprendiendo. Esa ansia de no solo saber más a nivel técnico, que importa pero es lo de menos, sino de explorar nuevas facetas de mi personalidad desconocidas para mi y crecer en mis habilidades como persona: comunicación con los demás, visión analítica, distinción entre lo importante y lo que no lo es, nuevas creencias potenciadoras… Bigseo se encargó de darme todo eso.

logo de bigseo

Al contrario de lo que creía, no me sentía mal teniendo que trabajar para otro.

No estaba creando ningún activo para mi, pero estaba realizando un máster pagado en mi misma industria, la del marketing online y teníamos entre manos una empresa que no paraba de crecer y evolucionar. Como siempre decimos en Bigseo: “Una semana aquí equivale a un mes fuera”.

Y no es ninguna broma. Es algo real.

Poco después de entrar a trabajar allí, a dos de mis hermanos les surgió la oportunidad de abrir una heladería en Barcelona, en pleno centro de la ciudad, justo enfrente del Palau de la Música. Me hubiese encantado poder meterme con ellos a levantar algo así, sin embargo ya me había comprometido con Bigseo y además quería saber qué tal se las arreglaban ellos solos.

Y ahí cambiaron las tornas: justo cuando yo dejaba de emprender, ellos empezaban.

Poca idea teníamos de todo lo que vendría en los meses siguientes.

inaguracion heladeria emprendedores

 

//Puedes leer la octava parte aquí: Bigseo, cómo es esto de ser gerente…//

20 Comments

  1. Un gran post si señor. Me alegra mucho que hayas encontrado un sitio donde encajar y disfrutar con lo que haces! Aprovecha y aprende todo lo que puedas y sobre todo disfruta con tu trabajo!

    Reply
  2. Muy buena experiencia, aprovéchala al máximo.
    Como dices no tiene por qué ser malo trabajar para otro, simplemente hay que encontrar el trabajo que a uno le apasione y le motive. Si aprendes en él, todo eso que te llevas para cuando te vuelva tu vena emprendedora.
    Espero que te vaya genail, disfruta!
    un abrazo!

    Reply
  3. me ha encantado el post. Me encuentro ahora buscando trabajo tambien, en una industria totalmente distinta pero un proceso similar. Cualquier consejo adicional es bienvenido! Mucha suerte tanto en tu aventura como en la heladeria. Abrazos desde Alemania!

    Reply
  4. Muy buenas. Estaba escribiendo un poco de todo y he decidido borrarlo y darte las Gracias. Mostrar tus debilidades y momentos de oscuridad es que lo que convierte a este espacio en algo especial. Somos personas que cumplimos funciones, no personas por un lado y trabajadores por otro. A seguir creciendo.

    Reply
    • Gracias a ti Vicente!
      La verdad es que estaba cansado de leer solamente post guays y motivacionales que no te muestran la realidad de la vida: hay tanto luz como oscuridad y ambas forman parte de nuestro ser. De unas se disfruta y de otras se aprende.
      Un gran abrazo.

      Reply
  5. Grande Pablo!!!!bonito saber que jamás olvidas el crecimiento y búsqueda personal compaginado con todo lo que rodea nuestras vidas, llámese trabajo o relaciones con otras personas en un entorno nuevo y desconocido. Menuda aventura hacer que apareciera tu perfil como futuro trabajador!!!PUTU!!!!un abrazo enorme y me paso por la heladería seguro antes de marchar!!

    Reply
  6. Me alegro de que diese frutos y de que te fuese bien en Bigseo =) Es cierto que cuesta y que puede ser un infierno, pero me encanta la determinación que refleja tu post y cómo te lo curraste para llegar a donde querías. De los momentos malos se aprende casi más que de los buenos.

    El trabajo duro no siempre compensa, porque hace falta más. Lo de ‘la frikada de Facebook Ads’ lo demuestra. Hay que ser inteligente también, aprender a rendirse y a redireccionar los esfuerzos hacia donde realmente importa. No sólo hay una manera de hacer las cosas, y creo que arriesgarse e intentar mil mierdas por el camino es algo muy bueno de lo que se puede aprender. Somos seres polifacéticos después de todo.

    Un saludo!

    Reply
    • Gracias Alba! La verdad es que sí, muchas personas ven mal el que alguien cambie de un proyecto a otro rápidamente, pero creo que cuando empiezas tu camino profesional es algo básico, ya que así es como encuentras más rápidamente lo que te gusta y se te da bien.
      Un saludo!

      Reply
  7. Hola Pablo!

    Tenía pendiente escribirte y aún no había sacado un rato. Me alegro un montón de que al final hayas encontrado un sitio que te haga sentirte lo suficientemente a gusto como para trabajar para otros. Entiendo perfectamente cómo te sientes y a mí me pasa lo mismo. Si voy a trabajar para alguien tiene que además resultarme atractivo, darme otras cosas como aprendizaje. Y me alegro de que lo hayas encontrado ahí!

    Estoy seguro de que te va a ser muy útil para tus futuros proyectos.

    Abrazo desde Berlin!

    Reply
  8. Buenas Pablo,
    Entre ayer y hoy me he leído tus 2 libros. Hoy me ha entrado la curiosidad de ver tu blog. Me he llevado una sorpresa muy grande.
    Porque cuando estaba leyendo “sin billete de vuelta” me hice una idea de cómo eras y ahora que he leído el blog, me parece que son 2 personas diferentes.
    Allá va la pregunta que no podía dejar de hacerte:
    Habiendo dejado trabajo, posesiones, comodidades, etc… Para emprender una aventura que por lo que contabas fue muy bien, porque vuelves otra vez al mundo que ya habías dejado atrás años antes?
    Porque no vuelves a dejar todo y vuelves al Sudeste asiático?
    Un saludo y suerte en la vida.

    Reply
    • Hola David!
      Un placer conocerte, que ilusión que hayas leído mis dos libros tan rápido. Y me encanta tu pregunta, la verdad!
      Yo mismo me la hice muchas veces en su día… te soy sincero: volví porque me quedé sin dinero y estuve en una situación en la que me encontraba atascado en un país en el que no había nada para mí y con una relación que no funcionaba.
      En cuanto llegué a mi ciudad natal, mi único objetivo era conseguir montar un negocio por Internet que me diera por lo menos 500€ al mes y viajar así indefinidamente.
      ¿El problema?
      Que desde pequeño me había interesado muchísimo todo el tema de emprender y en cuanto me vi inmerso en el asunto se me fue la cabeza completamente. Me pasé 1 año y medio montando cosas de lo más variopintas y metido en muchos proyectos diferentes, sin éxito al no tener las cosas claras y ser un novato en todo esto.
      Luego, me volví a quedar sin dinero y la situación se hizo insostenible, por lo que tuve que buscarme un trabajo “normal” y preferí hacerlo también en Barcelona, ya que no me llegaba ni para comprar un billete a otra ciudad y la que entonces era mi pareja residia también aquí.
      En mi nuevo trabajo también me vi completamente inmerso en otra movida, ya que en pocos meses me hicieron gerente de la empresa y ésta crecía a un ritmo trepidante. Me lo tomé como una etapa más de aprendizaje y diversión y me encantó poder formar parte de ese proyecto y conocer a tantas personas interesantes.
      Y ahora hace justo 4 días dejé mi trabajo para, por fin, volver a montar un negocio por Internet, esta vez con una mentalidad completamente diferente a la que tenía en su día.
      En 1 mes me voy a vivir a Menorca para trabajar desde allí tranquilamente y fundar las bases de lo que luego espero que sea un medio de vida que pueda sostener todos esos viajes que pretendo hacer alrededor del mundo en un futuro cercano.
      Ahora que me has hecho la pregunta, escribiré un post dentro de poco explicándolo todo con más detalle.
      Viajar es increíble si, pero considero la vida en si misma un viaje y no me importa hacer paradas en el camino.
      Un saludo!

      Reply
      • Perdón que no conteste de inmediato a tu respuesta, pero me ha chocado cuando has dicho que en 1 mes vas a vivir a Menorca!! Yo soy Menorquin! Jajaja.
        Pues te dejo mi correo para que digas cosas y te pasó mi móvil para quedar y tener esta conversación en persona.
        Por cierto vas a disfrutar un montón de esta isla, sobretodo en verano.

        Saludos y hasta pronto

        Reply

Leave a Comment.