Micronichos: Queremos Ganar Dinero con una Web

un micronicho te permite ganar dinero por internet

//Este post es la cuarta parte de la serie Vivir de Internet (1), Viajar y Ganar Dinero (2) y Tengo una idea de negocio (3) Te recomiendo leerlos si no lo has hecho ya. Aprovecho para anunciar también que, a partir de ahora, mis dos libros están disponibles no sólo en formato Kindle sino también impresos. Aquí puedes adquirir Vivir bien con 300€ al Mes y aquí Sin Billete de Vuelta.//

Estaba claro, teníamos que rebajar nuestras expectativas.

Ya habíamos visto que esto de forrarse montando una startup no iba a ser tan sencillo, era algo que por el momento se nos escapaba de las manos, tanto técnicamente como financieramente. Así que después de estar un par de semanas tonteando con la idea de fabricar y vender algún producto físico, decidimos montar una web y que nos diera dinero. 

En este caso, mi socio Sicky y yo sabíamos lo básico de WordPress, hostings, SEO y redes sociales y a los dos se nos daba bastante bien escribir. 

Pensamos que lo mejor era escoger una temática que nos gustara y desarrollarla a partir de ahí.guitarra electrica y ordenador

Justo entonces yo me había comprado una guitarra eléctrica y estábamos muy motivados con la música Rock de los años 60 70 y 80, así que decidimos montar una revista online de esta misma temática.

Ya existían otras en la red, la más famosa de ellas la Rolling Stone, pero queríamos hacer algo menos comercial y con mucha más polémica, para poder enseñar al mundo que la música que se escucha hoy en día en la radio es una basura.

¿Un micronicho o un magazine sobre Rock?

Queríamos educar al público en el aspecto musical.

Al cabo de nada ya teníamos grandes planes para la web. Tendría varias secciones, entre ellas una para aprender a tocar la guitarra (Guitarra para monos), otra de noticias de actualidad, una agenda de conciertos nacionales, un apartado de opinión e incluso un podcast semanal para el cual nos trasladábamos a un estudio de grabación, titulado Radio Division.

Con este panorama la cosa no podía salir mal.

Así que no sería un micronicho, lo cual significa una web con contenido a la que dejas que vaya creciendo poco a poco, sino un auténtico magazine actualizado a diario y con secciones de lo más diversas.

Pensamos que sacaríamos el dinero de anuncios que pondríamos en la web y de enlaces de afiliados para personas que quisiesen comprar las entradas para conciertos desde nuestro portal.

Escogimos el nombre www.enjoythedivision.com en honor al grupo Joy Division y después de comprar el dominio y configurar el hosting yo mismo me puse a montar el portal en WordPress. Al haber hecho sólo dos webs anteriormente, se me hizo complicado toquetear algunas cosas y tardé más de lo que me hubiera gustado para un resultado que visualmente era incluso un poco cutre. 

micronichos ganar dinero

La verdad es que seguíamos haciendo muchas tonterías.

Ya se nos había pasado la época de hacer idioteces gordas como la de alquilar oficinas que no nos servían, ya que ahora al menos trabajábamos en el parking de mi casa, pero por ejemplo recuerdo un día en el que estuvimos discutiendo toda la mañana acerca de la tipografía y color que tenía que tener el logo de la web.

U otro día en el que pasamos también bastantes horas buscando la mejor forma de comprar ‘fans’ falsos para la página de Facebook y el Twitter de Enjoy The Division con tal de que pareciese que no éramos unos pringados y ya teníamos desde el principio una buena audiencia.

O también cuando pasamos varios días peleándonos con los usuarios de Menéame para que nos dejaran colgar allí lo que escribíamos en la web sin que nos eliminaran la cuenta.

Aprendiendo a monetizar micronichos con Google Adsense

Sacamos la web un martes y el jueves ya habíamos ganado nuestro primer euro con Google Adsense. El problema era que el hype inicial venía de los anuncios que habíamos puesto en Facebook Ads y de la expectación que habíamos creado a familiares y amigos, así que pronto los ingresos por anuncios se mantuvieron en menos de 0.30 céntimos diarios.

ganar dinero por internet

grabando ‘Radio Division’

Y así pasábamos las semanas: retocando apartados de la web, buscando formas de hacer crecer las visitas, aprendiendo acerca de temas técnicos para mejorar el portal, yendo a grabar los podcast al estudio y editándolos, pensando nuevos temas de los que hablar y escribiendo; sobretodo escribiendo.

Tanto escribimos y tan rápido esperábamos resultados con nuestra típica impaciencia que en seguida nos quemamos

Ya había días que íbamos a trabajar y no se nos ocurrían temas o pasábamos demasiado tiempo delante de la pantalla para escribir al final de la jornada un solo artículo que luego no tenía prácticamente visitas ni nos devolvía la inversión en forma de retorno monetario.

Nuestro ánimo volvía a estar en niveles peligrosamente bajos.

Era ya la segunda idea de negocio seria que intentábamos llevar a la práctica y que no daba los resultados que esperábamos. Éramos muy impacientes y lo estábamos pagando.

Hasta que un día, leyendo en Internet acerca de micronichos y negocios online, descubrimos un nuevo tipo de páginas web que lo estaban petando.  

Jugueteando con las webs de contenido viral

Se llamaban webs virales. Había un tipo en Estados Unidos que se estaba forrando con la suya, conocida como ViralNova.

Consistían en un modelo de negocio online que, en la teoría, era bastante sencillo: montabas una web en WordPress con un diseño básico y con unos botones para compartir en las redes sociales bien grandes y vistosos y añadías cada día nuevos post con temas de interés pero cutres, con títulos tipo “Éstas son las 10 fotos más impresionantes realizadas a lo largo de la historia” o “No podrás parar de reír con los vídeos de éstos gatitos” y gilipolleces similares. Nosotros les llamábamos “post basura”.

Luego, montabas una fanpage en Facebook de la web, comprabas todos los fans posibles mediante Facebook Ads y intentabas que algunos de esos post se hicieran virales, es decir, que llegaran a compartirse solos, sin ayuda de anuncios, por cientos de miles de personas. Con eso, conseguías muchas visitas y por tanto muchos clics en los anuncios de Adsense que andaban desperdigados por toda la web.

Visto desde fuera, parecía todo muy fácil. ¿Quién no se iba a forrar montando una de éstas? Aparecían cada semana réplicas por todas partes: Ciudadviral, Mundoviral, Circoviral… 

Así que compramos el dominio www.besoviral.com y nos pusimos manos a la obra, ilusionados otra vez y creyendo, como todas las demás veces, haber encontrado por fin el camino correcto.

micronichos monetizados con adsense

Besoviral.com

Gracias a la experiencia previa con EtD, la nueva web estuvo lista en tan sólo 4 días.

Empezamos a escribir, ésta vez copiando casi todo el contenido de webs inglesas y me tuve que meter de lleno para descubrir cómo funcionaba Facebook Ads, ya que sería un pilar esencial en este negocio.

Empecé a invertir dinero. Necesitaba que el coste por clic (CPC) de los anuncios que contrataba fuera lo más bajo posible para que saliera rentable atraer visitas a nuestro portal y crear esa fanpage de miles de fans que nos ayudaran luego a compartir cada uno de los post con tal de que tuvieran el mayor alcance posible. 

A cuanto más alcance, más posibilidades de atraer tráfico a la web.

Si no recuerdo mal, a lo largo del primer mes, nuestra cuenta de Adsense había subido alrededor de 3 euros mientras habíamos invertido unos 200€ en anuncios. El alcance de las publicaciones en Facebook había bajado estrepitosamente justo cuando entramos en el negocio, ¡mala suerte! y en seguida nos dimos cuenta de que, al ser una web de temáticas muy diversas, los clics en los anuncios se pagaban fatal, a 1 ó 2 céntimos de euro incluso.

Estábamos ya desanimados y a punto de pasar a otra cosa (¡otra vez!) cuando llegó una señal que nos hizo continuar: un post que habíamos puesto se hizo viral en México, lo cual significaba que pasábamos de repente de unas 6.000 visitas semanales a las 100.000, una cifra que anteriormente nos había parecido inalcanzable.

Cuando estás en una situación así te agarras a cualquier señal, por pequeña que sea, de que vas por el camino correcto. Es como si crearas una visión de túnel en la que excluyes cualquier otra cosa que te diga que no, que no estás haciendo las cosas bien. 

A lo largo de esa semana ganamos algo de dinero, sí, pero no habíamos configurado correctamente la posición de los bloques de anuncios de Adsense y perdimos una buena oportunidad. En seguida todo volvió a su cauce inicial.

Continuando en solitario

Entonces mi socio Sicky me comentó un día que lo dejaba, que no podía más.

Fue toda una sorpresa para mí y a la vez un alivio, ya que yo le había metido en todo ésto y todo nos había saldo mal. Por mi parte, decidí seguir adelante. Siempre decía que el camino del emprendedor es más un camino de desarrollo personal que otra cosa y aún no había tenido suficiente, podía aguantar aún más.  

Disminuí entonces el ritmo de trabajo en la web para centrarme durante el verano en leer y reflexionar.

Escribí ésto en mi diario:

“Es increíble como cambia todo… han pasado ya más de 9 meses desde que empezamos el camino de emprender y no hemos ganado NADA de dinero. Ningún proyecto de los cuatro que hemos llegado a empezar ha llegado a buen puerto y el único que nos queda ahora es Besoviral, ya que la idea de montar webs no ha durado nada, nos desmotivamos en seguida y, pensándolo bien, no es algo a lo que quiera dedicar mi vida.

Ya soy oficialmente un emprendedor arruinado y fracasado, jajaja. No nos queda casi dinero de la inversión de Eusebio y no tengo dinero propio. La verdad es que es una situación un poco dura, no sé que va a ser de mi ni que haré a partir de ahora. Sin embargo, me lo estoy tomando mucho mejor que anteriormente, algo habré aprendido durante el camino.

Nadie te cuenta qué es esto de emprender cuando empiezas. A la emprendeduría le rodea un aura extraña, que no representa lo que en realidad es: sufrimiento. Emprender es sufrir, pasarlo mal, estar solo, aprender, sentirte vivo.. es tener que hacer malabarismos con tu vida y es perder el miedo a muchas cosas.

No sé ni lo que siento ya en mi interior… principalmente creo que es paz, una paz muy grande que me indica que nada importa, que todo irá bien y que un día moriré y dará igual todo ésto. Sigo teniendo una confianza máxima en que la vida me sustentará, como siempre ha sido. Tengo que dar las gracias por todo lo que tengo.

¿Qué será de mi a partir de ahora? ¿Debo seguir con mis sueños o adaptarme un poco a la realidad? ¿Qué tengo que hacer? Necesito una señal, pues nunca había estado tan perdido… ¡Qué emocionante es todo esto! ¡Y cuánto sufrimiento siento a veces!”

//Puedes leer la quinta parte de la serie aquí: Tienda online, afiliados, adsense… //

14 Comments

  1. al fin y al cabo esto te ha echo mas experto y mejor persona, la vida no es un camino de rosas y de los “errores” se aprende!!! Quiero la otra parte!!!!! 🙂

    Reply
  2. Jeje, los primeros pasos de un emprendedor.

    Nosotros nos gastamos 300 euros en el logo y la elección de los colores para la web y no sé cuánto tiempo estuvimos dedicándonos a detalles pequeños que a la postre no fueron importantes.

    Me gusta de todas formas lo de enseñar a la gente la musica de los 60-80.

    Yo creo que la clave para cualquier cosa es no centrarse ganar dinero, si no en ofrecer algo útil y disfrutar de hacerlo. Tener un porqué profundo más allá de ganar dinero.

    Un saludo!

    Reply
    • Jajajaja como me suena eso Mario… ¿Por qué será que todos cometemos los mismos errores? Al final no somos tan diferentes unos de otros.

      Sí, lo del por qué más allá de ganar dinero yo también lo creía, aunque luego he encontrado gente que hace mucho dinero sin ese motivo y me da que pensar…

      Un saludo! 🙂

      Reply
  3. Buen post Pablo…y esta bien eso de que lo termines con la sensación de querer siguiendo leer y saber más, con intriga…Para estos casos siempre me aplico algo sobre lo que tb he escrito y reflexionado a menudo y que ya es un clásico: 999 formas de inventar una bombilla…hasta para que podamos disfrutar de la humilde luz de una simple bombilla en una lámpara, tuvo que haber alguien que hizo cerca de 1.000 intentos hasta que por fin, consiguió perfeccionarla, inventarla y alcanzar el éxito…Y si eso lo hizo un genio, ¿por qué no nos puede ocurrir tb a los simples mortales?
    A mí me ocurrió, y hasta me quemé los dedos…pero persistí y persistí, y ahí continuamos, luchando día a día contra la oscuridad…
    Saludos, suerte y adelante!
    Gonzalo
    @gonzalogermj

    Reply
  4. Si hubiéramos sabido la mitad de lo que sabemos ahora 🙂

    Me ha gustado mucho leer esto, me ha recordado a nuestras charlas mientras caminábamos por el centro.

    Ya hace dos años que nos conocemos y no hemos dejado de avanzar, a ver dónde estamos dentro de 5 años!!

    Reply

Leave a Comment.

three × 5 =